Los 10 animales más dulces que en el futuro se convertirán en feroces predadores | Solo listas

Best online roulette at onlineroulette.money

Los 10 animales más dulces que en el futuro se convertirán en feroces predadores

Diferentes zoológicos alrededor del mundo atraen a millones de turistas con pequeños y dulces animales, pero que en el futuro se convertirán en feroces depredadores. Aquí les presentamos a los 10 más dulces.

1 - Leopardo

Este cachorro de leopardo se encuentra en el Centro de Rescate de la Vida Salvaje del Zoológico de Phnom Tamao en Camboya. Él fue rescatado por un pescador de un área inundada.

2 - Panda gigante

Este cachorro de panda gigante, que se asemeja a un peluche, se encuentra en la Base de Investigación y Reproducción del Panda Gigante en Chengdu, China.

3 - Gato de las arenas

Este cachorro de gato de las arenas tiene apenas tres semanas de nacido y se encuentra en el Ramat Gan Safari de Tel Aviv en Israel.

4 - León

Este cachorro de león tiene seis meses de nacido y se encuentra en un centro veterinario en Beirut. Este animal, que se encuentra en Líbano, será enviado a un santuario natural en Sudáfrica.

5 - Oso grizzli

Este es un cachorro de oso grizzli que se encuentra en el Zoológico Metropark de Cleveland. Él tiene 7 meses y pesa alrededor de 40 kilos.

6 - Gato pescador

Este es uno de los tres cachorros de gato pescador que nacieron en el Zoológico de Columbus. Esta especia es natural del sur de Asia.

7 - Hipopótamo

Este bebé hipopótamo se encuentra junto a su madre en el zoológico de Berlín.

8 - Mono ardilla

El primer mono ardilla nacido en cautiverio en el zoológico Royev Ruchey de Krasnoyarsk, Rusia, se llama Masha.

9 - Tigre de Bengala

Este cachorro de tigre de Bengala se encuentra en el zoológico de Puerto Vallarta, en México. Este zoológico ha logrado reproducir más de 20 tigres de esta especie que se encuentra en vías de extinción.

10 - Panda rojo

Este pequeño panda rojo es de una especia muy extraña. Él se encuentra en el zoológico del Instituto Smithsonian de Washington.

Comentarios

comentarios